GSP-Belt-c7560fb47a082f5b863ea3befd39059a15964ea7

En el deporte de las artes marciales mixtas (MMA), frecuentemente es utilizado el término ‘óxido de ring’, y trata acerca de los peleadores que se alejaron de la jaula por un prolongado periodo de tiempo y eso es visto como un riesgo, ya que podrían regresar a la competición con sus habilidades disminuidas.

Hay muchos ejemplos de este fenómeno, y ya sea que un peleador retorne luego de recuperarse de una lesión, una suspensión, o un receso, la creencia es que eso puede llevar a desempeños lentos, a que los atletas tengan problemas para encontrar su timing y su distancia, y que en general parezca que pierden el ritmo.

Sin embargo, hay una escuela de pensamiento opuesta entre peleadores quienes consideran que el ‘óxido de ring’ es un mito, y que en realidad es acerca de un bloqueo mental o a causa de la falta de preparación.

En este artículo veremos 9 ejemplos de peleadores que fueron contra la corriente al no mostrar signos de óxido, y ofrecieron grandes desempeños cuando regresaron a la jaula luego de mucho tiempo por fuera de la competición.

Georges St-Pierre


Los fans del UFC esperaron un largo tiempo por el retorno del ex-campeón de peso wélter, Georges St-Pierre, quien dejó vacante su cinturón a finales de 2013 después de asegurar que necesitaba tomarse un receso.

A pesar de haber sido el mejor peleador Libra-Por-Libra durante algunos años, había preocupaciones acerca de si quizá esperó demasiado para regresar, y dudas sobre cómo se las arreglaría al subir de división con todo ese músculo extra y con las apuestas muy cerradas para su combate con Michael Bisping.

St-Pierre lucía confiado y aseguraba que ahora era mejor peleador que antes, aunque reconoció que el óxido de ring podría ser un factor, especialmente al principio de la pelea.

Aun así, GSP inició de manera brillante en el UFC 217, mostrando un diverso arsenal de striking, un poder de golpeo incrementado, y buenas habilidades para la sumisión.

Todo eso llevaría a que Bisping cayera luego de recibir un gancho de izquierda, y que luego terminara dormido debido a un rear naked choke. Esta sumisión le significó a St-Pierre su primer triunfo por finalización en 8 años, y el cinturón de peso medio del UFC.

Dominick Cruz


Si quieres nombrar a un peleador que puede demostrar que el óxido de ring sólo es un mito, entonces difícilmente puedas encontrar un mejor ejemplo que el ex-campeón de peso gallo, Dominick Cruz.

Posiblemente sea el peleador más afectado por lesiones que alguna vez haya pisado el Octágono, Cruz pasó una temporada de casi cuatro años y medio en donde sólo peleó una vez, y tuvo que renunciar a su cinturón mientras pasaba por cirugías de rodilla y largos periodos de rehabilitación, para recuperarse del daño que podía arruinar su carrera.

El único combate que tuvo fue ante Takeya Mizugaki en 2014, luego de tres años de su última pelea.

Nadie sabía qué esperar de ese encuentro. ¿Estaba Cruz lo suficientemente sano para competir después de todo por lo que había pasado, o simplemente estaba haciendo un último y desesperado intento de salvar su carrera?

Otra lesión le significó tener que esperar otros 16 meses antes de volver a pelear, y esta vez iba a enfrentar a un desafío aún más complicado, hablamos del entonces monarca de peso gallo, T.J. Dillashaw, quien en ciertos aspectos era una versión más atlética, joven y sana de Cruz.

Sin embargo, Cruz una vez más se las arregló para desafiar a quienes dudaban y sobrepasó las expectativas al resultar victorioso por decisión unánime y recuperar el título que las lesiones le obligaron a abandonar.

“El óxido del ring no es más que debilidad mental” dijo Cruz luego de su triunfo.

Al Iaquinta


No muchos peleadores deciden alejarse del UFC cuando están en medio de una racha de triunfos y en el mejor momento de sus carreras, pero eso es exactamente lo que hizo ‘Raging’ Al Iaquinta.

Molesto con su contrato con el UFC y teniendo varias peleas que luego fueron canceladas, Iaquinta optó por pasar dos años alejado del Octágono para conseguir un empleo como agente de bienes raíces.

Iaquinta aceptó a regañadientes salir temporalmente de su exilio y regresar al Octágono con un contrato que no fue mejorado para enfrentar al veterano Diego Sánchez, pelea realizada a principios de este 2017.

Días antes del combate, Iaquinta expresó que no estaba preocupado por el ‘óxido de ring’:

“Me he mantenido a punto al pasar por un montón de sesiones de sparring. Muchos chicos tienen ese óxido del ring, pero yo he tenido algunas guerras en el gimnasio”.

Él debió haber estado haciendo algo bien, porque a pesar de haberse ausentado por tanto del UFC, Iaquinta lució mejor que nunca en una noche en donde noqueó a Sánchez en apenas 98 segundos de iniciada la pelea.

Korean Zombie


‘The Korean Zombie’ Chan Sung Jung,
se transformó rápidamente en uno de los favoritos del WEC y del UFC incluso luego de haber sido vencido por José Aldo en 2013 por el título de peso pluma.

Sin embargo, poco después del encuentro con Aldo, el popular peleador fue requerido para prestar el servicio militar obligatorio en su natal Corea del Sur, y eso lo mantendría alejado del Octágono por tres años.

Después de permanecer por fuera de la competición por tanto tiempo, parecía que Jung tendría una tarea muy complicada cuando se dio a conocer que enfrentaría a Dennis Bermúdez en Febrero de 2017, quien para ese entonces acumulaba una marca de 9-3 en el UFC.

‘The Korean Zombie’ parecía impávido por el desafío y sorprendió a todos con lo bien que lució al propinarle a Bermúdez un devastador nocaut luego de conectar un uppercut en el primer asalto, triunfo que lo catapultó de vuelta al Top 5.

Frank Shamrock


Después de su dramática salida del UFC luego de una última defensa del título en el clásico encuentro con Tito Ortiz en 1999, Frank Shamrock postergó brevemente su retiro al participar en el K-1 World Grand Prix 2000.

Ese sería el último combate de Shamrock en dos años y medio, pero fue atraído por el chance de pelear por el cinturón de peso semicompleto del WEC ante Bryan Pardoe en 2003.

A pesar de venir de una cirugía de hombro y de enfrentar a un oponente significativamente más grande, Shamrock lució en buena forma y fue capaz de finalizar la pelea con una palanca de brazo en menos de dos minutos de iniciado el encuentro.

Shamrock luego desapareció de la jaula por tres años antes de su último regreso ante Cesar Gracie, en el primer evento de MMA de Strikeforce en 2006.

Esa noche Gracie estaba en el que fue su debut en las MMA. Desafortunadamente para Cesar, Shamrock una vez más no mostró signos de haberse oxidado durante su ausencia de la competición y venció por KO en apenas 20 segundos.

Bas Rutten


Fue una gran sorpresa cuando Bas Rutten anunció su retiro en 1999, teniendo en cuenta que recién había ganado el título de peso completo del UFC, y que planeaba bajar a la división de peso semicompleto para intentar convertirse en campeón de dos categorías.

Durante su siguiente campamento de entrenamiento, el cuerpo de Rutten le hizo saber que ya no podía esforzarse más luego de 30 peleas profesionales de MMA. Bas sufrió lesiones de rodilla, bíceps, y tendinitis, por lo que su doctor llegó a la conclusión de que era hora de que ‘El Guapo’ colgara los guantes.

Teniendo en cuenta que nunca se recuperó totalmente de algunas de esas lesiones, fue sorprendente cuando Rutten decidió salir del retiro siete años después en 2006 a la edad de 41 años.

Rutten aceptó una pelea con poca anticipación y entró como reemplazo para enfrentar a Ruben Villareal – un hombre con poder de nocaut, de casi dos metros de altura y con un peso de 112 kilos.

Es cierto que Rutten era el favorito para llevarse la victoria, pero esa podría haber sido la oportunidad para que el ‘óxido de ring’ afectara a Bas tras un receso tan prolongado de la competición.

Desde el principio Bas empezó a imponerse con combinaciones limpias. A Villareal hay que reconocerle que tiene un mentón fuerte, pero las patadas de Rutten seguían siendo tan letales como siempre, y sólo fueron necesarias tres patadas para que su oponente comenzara a cojear, una cuarta leg kick lo envió a la lona y Rutten se adjudicó el triunfo por TKO en el primer asalto.

Las habilidades de Rutten, su timing y su poder ciertamente no habían desaparecido. Pero sus viejas lesiones volvieron a aparecer, y no le dejaron otra alternativa que pasar al retiro.

Mike Swick


El veterano de la temporada original del The Ultimate Fighter, Mike Swick, peleó frecuentemente para el UFC hasta que fue erróneamente diagnosticado con una enfermedad estomacal con la que perdería 30 libras debido a una estricta dieta, y sumándole a eso algunas otras lesiones, Swick tuvo que mantenerse alejado del Octágono durante dos años y medio.

Después fue anunciado que Swick regresaría a la competición para enfrentar a DaMarques Johnson en la cartelera principal del UFC on Fox 4, evento realizado en Agosto de 2012. Y después de todo por lo que tuvo que pasar, el sólo hecho de volver a pisar la jaula ya era una victoria para Swick.

Johnson no iba a tomar a Swick a la ligera, así que el combate fue intenso, pero Swick demostró que todavía era un peleador peligroso cuando lastimó a su rival al principio del primer asalto.

Johnson luego fue capaz de llevar a Swick al piso. Pero la confianza de Swick no disminuyó, y durante el segundo round derribó a Johnson tras atrapar una patada, e inmediatamente le propinó un puño con el cual consiguió una gran victoria por la vía del TKO, triunfo que también le significó el bono al Nocaut de la Noche.

Rashad Evans


Rashad Evans
tomó una decisión audaz en 2010 cuando optó por alejarse de la competición durante un periodo de tiempo indefinido mientras esperaba por su oportunidad al título ante el lesionado campeón de peso semicompleto de ese entonces, Maurício ‘Shogun’ Rua, en vez de aceptar otra pelea.

Evans incluso provocó la ira de Dana White, quien calificó la decisión de ‘Suga’ como una locura. Y las cosas luego salieron mal para Rashad, ya que sufrió una lesión de rodilla que lo llevó a perder definitivamente su oportunidad por el cinturón.

Evans estuvo fuera de acción por 15 meses antes de retornar para el UFC 133 por una pelea que no era titular, y tenía la tarea de medirse ante el ex-campeón de peso semipesado, Tito Ortiz.

Algunos años antes, ambas estrellas se enfrentaron y consiguieron un empate, pero en esta ocasión Evans no mostró signos negativos por la inactividad, y ofreció uno de los mejores desempeños de su carrera, dominó a Ortiz con un gran striking, lo derribó, y luego lo derrotó tras conectar un rodillazo seguido de golpes en el segundo asalto.

Forrest Griffin


Las lesiones mantendrían al ex-campeón de peso semicompleto, Forrest Griffin, fuera de acción por 15 meses desde finales de 2009 hasta inicios de 2011, y al momento de su regreso, Griffin aceptó que le preocupaba estar oxidado luego de pasar por el receso más prolongado de toda su carrera antes de la pelea con Rich Franklin.

“Fue demasiado tiempo sin competir”, dijo Griffin antes del UFC 126. “Este es el óxido de ring más prolongado que he tenido. Eso no me emociona”.

Tampoco ayudaba el hecho de que Griffin iba a medirse ante un ex-campeón de peso medio como Franklin, quien subió a los semicompletos después de vencer por KO a Chuck Liddell, y eso lo posicionaba como leve favorito sobre Griffin.

Sin embargo, las preocupaciones de Griffin pronto se esfumaron al ser capaz de dominar a Franklin en la lona en el primer round, después lo lastimó en el segundo asalto peleando de pie, y aseguró el camino para una cómoda victoria por decisión unánime.

The post 9 estrellas del UFC quienes demostraron que el ‘óxido de ring’ es un mito appeared first on MMA.uno , #1 En noticias de Artes Marciales Mixtas (MMA) en Español..

Noticias relacionadas

Fuente de la Noticia

Esta noticia fue publicada por MMA.uno, lee la noticia completa en 9 estrellas del UFC quienes demostraron que el ‘óxido de ring’ es un mito


Dejar una Respuesta


INGRESA EN TU CUENTA

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir