Las artes marciales son blanco fácil para describir la violencia de una persona cualquiera. Los medios de comunicación normalmente resaltan la parte que las mismas disciplinas más odian de si mismo: la capacidad de lastimar o generar daños a otro, en casos que no tienen nada que ver con lo sucedido.

Hace una semana, por si ustedes no lo saben, en Argentina hubo un terrible femicidio en la provincia de Mendoza. Daniel Zalazar de 30 años, asesinó a su ex pareja, a su tía y a su abuela e hirió de gravedad a dos menores. Pocas horas después de que fuera detenido, se confirmó que el argentino no tenía antecedentes penales.

Si analizamos como se cuenta la noticia del lamentable hecho, nos podemos dar cuenta como los medios de comunicación hacen hincapié en que “era instructor de artes marciales”, como un síntoma de lo que sucedió: “El atacante, identificado por fuentes de la investigación como Daniel Gonzalo Zalazar Quiroga, es un profesor de artes marciales de 31 años y oriundo de Santa Cruz que tras perpetrar los crímenes dejó las hornallas de gas de la cocina abiertas y una vela encendida, fue a un hospital a curarse una herida en un brazo y quedó detenido”. Este es un fragmento de lo que publicó el diario virtual Infobae, pocas horas después que se conozca el aberrante hecho.

En esa oración larga hay varios hechos destacables como el nombre de la persona, que dejó las hornallas prendidas (probablemente para asegurar la muerte de las personas a las cuales hirió) o que quedó detenido. Sin embargo, la parte remarcada en “negrita” es “Daniel Gonzalo Zalazar Quiroga, es un profesor de artes marciales de 31 años“. La pregunta es: si era taxista, obrero, futbolista o jugador de baseball ¿estaría remarcada su profesión? La respuesta es sencilla, claramente no.

Casos como este debe haber en todos los países de este lado del globo. Uno del recuerdo es el de Osvaldo “Karateca” Martínez, hombre que fue arrestado por un cuadruple homicido en la ciudad de La Plata el 28 de Noviembre de 2011. Ni bien lo privaron de su libertad, su madre dijo: “No es violento en absoluto. Lo dice la gente que lo conoce, los amigos. El karate le jugó en contra, aunque no soy la persona indicada para hablar de la disciplina. Pero eso no significa que sea violento”.

Un tiempo luego de estar preso, recuperó su libertad y en 2014 fue absuelto de la causa. La revista Anfibia de la Universidad de San Martin, explica como la relación con el karate lo complicó de forma insólita a Martínez: “No tenía ningún antecedente contra mujeres, pero los medios construían programas sobre “El Karateca asesino”: los espectadores escuchaban cómo un especialista en artes marciales –que, en realidad, se entrena para evitar la acción agresiva- ejecutó el femicidio más escalofriante de los últimos tiempos.

Parece que somos pocos los que conocemos el verdadero espíritu de las artes marciales. En primer lugar, su objetivo no es crear una máquina de guerra o entrenar a un individuo para que lastime a terceros. Son diferentes deportes que predican la disciplina, el respeto por el otro y la auto superación.

“Las Artes marciales no están relacionadas con la fuerza bruta para destrozar a un oponente, ni con armas letales que lleven al mundo a su destrucción. Las verdaderas Artes Marciales se guían el “Ki” del universo, guardan la paz en el mundo y producen madurez en todo lo que hay en la naturaleza”, dijo Morihei Ueshiba – Fundador del Aiki-Do (1883 – 1968)

También el creador del karate-do explica la diferencia gigante que hay entre violencia y arte marcial: “Ante un oponente, nunca levantes la mano el primero. Solo cuando sea absolutamente necesario hacerlo. Entonces que tu intención no sea matar o herir sino solamente bloquear su ataque. Si continua, podrás adoptar una actitud que le muestre que lo mejor seria que desistir”, escribió Gichin Funakoshi.

Es una pena que todos los medios sigan estigmatizando a lo que tanto amamos. En la parte occidental del mundo, una porción importante de la población todavía no comprende que practicar algún deporte de contacto no te lleva a la violencia, sino que ese defecto acompaña a la persona desde su nacimiento. Es más, si asiste regularmente a una clase de cualquier disciplina, podría aprender a manejar su ira en vez de empeorar la situación.

 

The post (Opinión) Dejen de estigmatizar a las artes marciales appeared first on MMA.uno , #1 En noticias de Artes Marciales Mixtas (MMA) en Español..

Noticias relacionadas

Fuente de la Noticia

Esta noticia fue publicada por MMA.uno, lee la noticia completa en (Opinión) Dejen de estigmatizar a las artes marciales


Dejar una Respuesta


INGRESA EN TU CUENTA

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir