El día de ayer se disputó el UFC 217 en el Madison Square Garden de New York. Ante la atenta mirada de dieciocho mil espectadores, los tres cinturones que estaban en juego en la cartelera cambiaron de dueño.

No es común tener una velada en la que tres campeones defiendan su cetro. Por esta razón desde que sonó la campana, este evento tenía todos los condimientos para ser uno de los mejores del año: Joanna Jędrzejczyk (c) vs. Rose Namajunas, Cody Garbrandt (c) vs. T.J Dillashaw y Michael Bisping (c) vs. Georges Saint-Pierre.

El primer turno de defensas le tocó a la indiscutible (hasta ayer) reina de las 115 lbs femeninas. En los papeles era la que más ventaja sacaba tanto en las apuestas como en la votación de los fanáticos. Su rival de turno, Rose Namajunas, venía de finalizar a Michelle Waterson pero pocos esperaban que fuese capaz de vencer a la polaca.

Sin embargo, la oriunda de Wisconsin salió a demostrarle al mundo que en las artes marciales mixtas no hay apuestas o votaciones que valgan: todo se define dentro de la jaula. Presionó desde el primer segundo para luego llevarse un gran triunfo por TKO en el primer asalto. Así no solo le sacó el invicto a Joanna, sino que también puso a los Estados Unidos en lo más alto de otra categoría de UFC (siete en total).

Cody Garbrandt había humillado a Dominick Cruz, cuando conquistó el cinturón. Por ese dominio tan imponente frente a uno de los mejores peso gallo de todos los tiempos, se suponía que el integrante del Team Alpha Male había llegado para quedarse para rato en la cima de la división. Del otro lado, Dillashaw -quien perdió el trono con Cruz- venía de dominar a John Lineker, pero pocos se animaban a darlo como vencedor.

Al igual que en el combate anterior hubo sorpresa. El primer round parecía tener el tinte que la mayoría de los analistas habían concordado: Garbrandt lanzando y conectando sus puños de acero ante un Dillashaw que poco podía hacer. Pero desde el inicio del segundo parcial todo cambió. El ex finalista del TUF 14, encontró un hueco en la defensa del ahora ex campeón. Primero con una exquisita patada alta y luego con un cruzado, lo dejó tendido en el suelo para volver a ponerse la corona de las 135 libras.

En la estelar Georges Saint Pierre demostró que no importa cuantos años de inactividad haya, él siempre estará en la élite de las artes marciales mixtas. Ante Bisping dio una prueba más de que es uno de los mejores de todos los tiempos. Se lo notó suelto, rápido e inteligente ante un rival que no es de su división. Hasta se animó a tirar su clásico superman punch, pero en esta ocasión lo transformó a un superman jab.

En el tercer asalto conectó un cruzado que dejó sentido al inglés. Con una velocidad propia de un joven de veinte años, se ubicó en la guardia y lanzó una catarata de codazos desde el ground and pound. Pero este no era un adversario que se vaya a rendir fácil. Entonces cuando todos esperaban que siga lanzando bombazos, vio un hueco en la espalda de Bisping que se intentaba reincorporar. Encajó el mataleon y mandó a dormir a the count.

Por primera vez en la historia tres cinturones cambiaron de dueño en una misma velada ¿Acabamos de presenciar el mejor evento del año?

The post UFC 217: Noche de nuevos reinados appeared first on MMA.uno , #1 En noticias de Artes Marciales Mixtas (MMA) en Español..

Noticias relacionadas

Fuente de la Noticia

Esta noticia fue publicada por MMA.uno, lee la noticia completa en UFC 217: Noche de nuevos reinados


Dejar una Respuesta


INGRESA EN TU CUENTA

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir